martes, 15 de noviembre de 2011

Lo que de verdad importa

En medio de todo el lío de las elecciones, la crisis económica y todo lo que nos rodea, suceden cosas que pasan desapercibidas y que son las más importantes. Ayer leí que un padre y su pequeño hijo de 3 años tuvieron un accidente. El coche cayo por un barranco y no pudieron ser localizados hasta muchas horas después. El padre, gravemente herido, y consciente de la situación, abrazo a su hijo para protegerlo y darle calor hasta que alguien les pudiera localizar. El pequeño apenas tenía unos rasguños. El padre no pudo aguantar y murió abrazado a su pequeño, en un gesto que no sólo salvo la vida del niño, sino que le dió el calor, la protección y el amor que necesitó hasta que fueron localizados. Para mí, esta fué la gran noticia del día. Ojala hubiera sido portada. Estas cosas me reconcilian con la vida...  

1 comentario: